Etapas en la actitud de un emprendedor

marzo 20, 2011

Reflexionando el otro día sobre los pasos en el proceso de emprender desde un punto de vista de la actitud de un emprendedor hacia su proyecto, llegué a la conclusión de que básicamente son cuatro, al menos son las que yo estoy aplicando casi sin darme cuenta:

  1. La idea. Fija tu idea y céntrate en los objetivos que quieres conseguir. En esta parte ayuda mucho hacer un ejercicio de inspiración como del que hablé en el post sobre el taller en el Hub Madrid el año pasado. Básicamente se trata de aclararnos mentalmente de qué es lo que queremos hacer, por qué y cómo. Centrarnos en una idea y objetivos claros. También es interesante pensar en términos de un elevator pitch una vez que tenemos claro nuestro proyecto que, más o menos, se resumen en cómo contárselo a tu madre en pocas palabras y ¡que lo entienda! Evidentemente  la cuestión de si el proyecto puede ser viable o no, existe ya o es totalmente novedoso, etc., se tiene que hacer también pero el siguiente paso nos terminará de aclarar este punto.
  2. El Networking (NW). Una vez tienes claro, muy claro, o bueno, bastante claro, lo que quieres hacer, el NW es fundamental para lograr varios puntos críticos en el proceso de emprender. En primer lugar, y si no lo tienes ya, te puede ayudar en gran medida a conseguir tu equipo de emprendedores, proveedores, clientes, apoyo institucional, apoyo financiero, etc. Con el NW conoces mucha gente y lo que es mejor, das a conocerte a ti mismo y tu proyecto a mucha gente. Si el proyecto tiene gancho en seguida te encontrarás con gente interesada o, al menos, gente que conoce gente que puede estar interesada, de hecho, esto es la definición de NW. El tiempo en lograr resultados depende de tu capacidad de hacer NW y dónde lo hagas, es decir, no tiene mucho sentido “colarte” en reuniones de inversores si no buscas financiación. Además, el NW te ayuda a percibir las primeras reacciones ante tu idea, las primeras caras de sorpresa, aprobación, o todo lo contrario y, también importante, las primeras pistas sobre qué hay en el mercado parecido o igual a tu idea (por mucha prospección que hayas hecho, al final la multitud sabe más). En este punto empiezas a extraer cosas que puedes mejorar sobre tu idea y también buenos consejos de los miles que van a surgir haciendo una especie de “minería de información” para sacar lo mejor y más útil de todo lo que te llega. Esta etapa la resumiría en dos cosas: escucha y conoce.
  3. Emprender. Esta etapa, al contrario que la anterior, se resume únicamente con una palabra: ejecuta. Básicamente es cuando has aprovechado al máximo tu NW y tienes un equipo y los contactos necesarios para sacar adelante tu proyecto. Ya has hecho una buena campaña de darlo a conocer, al proyecto y a ti mismo y, por tanto, la gente ya sabe a quién remitirse si surge algo interesante que te pueda convenir. En definitiva, tu proyecto ya suena y lleva una base de expectación que va a ser muy buena para cuando salgas al mercado y generar “buzz”, pero ha llegado la hora de centrarte en sacar adelante tu proyecto, llevarlo a cabo en el menor tiempo posible y poner el foco en: salir, salir y salir.
  4. Networking II. De esta fase no puedo decir nada en primera persona puesto que aún no he llegado con mi proyecto, pero intuyo que es igualmente importante y que es la lógica consecuencia de las otras tres. Esto es así puesto que, de nuevo, el  NW te va a dar, por un lado, la visibilidad y refuerzo en comunicación necesario para los primeros meses de lanzamiento y, por otro, seguir siendo una fuente de recursos para el equipo, financiación, proveedores, etc. que hablábamos antes, pero ahora con algo que mostrar más allá de una idea.

Tengo que insistir en que es obvio que este listado es muy genérico y corto basándose en más bien la actitud mental del emprendedor hacia su proyecto que de la tarea de emprender en el día a día. Es decir, este listado ofrece cuatro etapas de posicionamiento del emprendedor ante su proyecto y sin referencia alguna a las fases de un proyecto en sí, que de eso ya hay mucho escrito.


Comercio electrónico del bueno

diciembre 18, 2010

Soy un frecuente consumidor de dos de las primeras tiendas denominadas de live shopping de España. Mequedouno y Oooferton. En este último tuve una discusión a raíz de una de sus ofertas que se puede leer en los comentarios que aparecen ahí mismo, relativo a la venta de lo que me parecía un soberano timo (y creo que a cualquiera).

Vaya por delante que Oooferton me parece un excelente negocio y sitio de comercio electrónico, pero mi argumento era que no se podía hacer una tienda online con idea de “colar” cualquier producto, especialmente si es un timo como este, y que de alguna manera el éxito de vender online es el mismo que el de cualquier venta: calidad a buen precio. Ellos me ponían el ejemplo del Corte Inglés y que éstos no pueden conocer la calidad de todo lo que venden, yo creo que precisamente ése es el éxito del Corte Inglés, que sí lo saben.

En este sentido me llamó la atención la cláusula 8ª de las condiciones de uso del agregador y directorio de tiendas y productores de alimentación Mumumío. En ella se puede leer lo siguiente:

“Mumumío no tiene control sobre la calidad, seguridad y legalidad de los productos listados, así como tampoco asegura la veracidad o exactitud de los listados de las diferentes tiendas online…Mumumío no revisa de antemano los usuarios ni el contenido e información suministrada por ellos.…Mumumío no puede garantizar la verdadera identidad, edad y nacionalidad de los usuarios”

Es decir, si no lo he entendido mal, en Mumumío uno podría vender veneno en forma de alimento, humo en conserva, o directamente no existir, y éste no se responsabilizaría de ello.

Mi último ejemplo de “sorpresa” con el comercio electrónico es con una tienda física que también tiene tienda online, y es de las grandes: La FNAC. Resulta que entro online a comprar un DVD para un regalo de cumpleaños, me aparece en la web como disponible y veo en las condiciones de entrega que me da tiempo a recibirlo antes del susodicho cumpleaños. Pasados unos días me llega un mail diciendo que por problemas con el distribuidor van a retrasarse en la entrega y me empiezo a poner nervioso. Pasados unos días más (incluido el del cumpleaños) recibo otro mail diciendo que no me van a poder servir el producto porque está agotado???!!! Y no me lo podían haber dicho antes???!!! ¿Esto Amazon lo hace así? Me apostaría el cuello a que no, es más, ¿la FNAC física lo hace así? Me juego lo que sea a que no.

En resumen, creo que mi queja en realidad va un poco más allá y es que si estamos entre todos tratando de hacer crecer un sector como el del comercio electrónico, con el esfuerzo que eso implica en este país: inseguridad en las compras, confianza, medios de pago, logística, etc., etc., habría que cuidar que las que están teniendo éxito no mueran de esto mismo, creyendo que el comprador por Internet es como el de la teletienda: compulsivo y conformista. Aunque no niego que los haya así, el comercio electrónico se tiene que dirigir al consumidor habitual de a pie que un día coge el ratón para comprar.

Por eso, la pregunta es, ¿no es esto contraproducente para el comercio electrónico? ¿no es tirar piedras sobre nuestro propio tejado? ¿deberíamos ser más cuidadosos todos como sector para remar en la buena dirección? ¿o, por el contrario, estoy siendo demasiado radical en mi pensamiento de lo que debería ser un buen comercio electrónico?

PD: Juan Macías, en el blog de Laboratorio E-commerce hace una reflexión interesante en la misma línea.


Quiero que me echen

noviembre 6, 2010

Cuántas veces hemos escuchado esta frase entre conocidos, amigos, familiares, o a desconocidos en la calle. Yo muchísimas y parecería que en época de crisis aún más. No es necesario explicar las circunstancias en las que se dice esta, en mi opinión, dramática frase pero básicamente se reduce a aquella situación en la que el trabajador prefiere ser indemnizado y cobrar el paro a trabajar en su empresa.

Las razones para argumentarla pueden ser varias, y  no necesariamente siempre en contra del trabajador. Veamos algunas sin ánimo de ser exhaustivos pudiendo haber muchas más (la casuística empresarial es infinita):

A) El trabajador es un vago y ante un pequeño aumento de las exigencias de su empleador decide que es demasiado para su body y que ya encontrará un trabajo más tranquilo cuando se le acabe el paro.

B) El empleador es un déspota, un tirano y no tiene vida familiar ni nada que se le parezca. Su situación es tan miserable que lo único que le queda es su empresa y proyecta su miserable existencia a todos sus trabajadores.

C) Ni tanto ni tan calvo, ambos, el empresario y el trabajador, se aguantan mutuamente porque no les queda otra pero su relación es como la de una pareja venida a menos, no hay pasión, ni química ni nada. No obstante, ninguno quiere dar el paso del divorcio y siguen en una relación cómoda y aburrida aunque indolora. El trabajador espera que el empresario dé el paso de echarle como segunda mejor opción.

D) El trabajador es un emprendedor en potencia, no está contento en su trabajo porque no se realiza y no le dejan realizarse, quiere que le echen para empezar una nueva vida y con lo que le den de la indemnización y el paro crear su propia empresa.

Si eres trabajador y te encuentras en alguna de estas situaciones, lo siento mucho por ti, me das pena, en el mejor sentido de la expresión (si es que tiene algo de buena) y poco puedes hacer, salvo esperar a que te echen (o irte tú…si tienes la posibilidad o los ánimos de hacerlo).

Si eres empresario y tienes empleados que se encuentran en alguna de estas situaciones, me das mucha más pena porque, en realidad, todas son culpa tuya. En el caso A) por haber contratado a un vago; en el caso B) por ser tan despreciable; en el caso C) por no haber conseguido ni sabido motivar a tu empleado; y en la D) por no haber sabido aprovecharte de un emprendedor dentro de tu empresa, de sus ideas, de su creatividad, de su espíritu aventurero, etc. En fin, como diría un anglosajón: Shame on you!

A Dios pongo por testigo…que si alguna vez soy empresario no tendré trabajadores que digan algún día “Quiero que me echen”.


El proyecto más importante

septiembre 9, 2010

En una ocasión tuve la suerte de asistir a una charla que dio Berto Pena, un tipo genial además de gurú del GTD y la organización personal, a un grupo de emprendedores. De todas las cosas interesantísimas que dijo, una se me quedó grabada más a fondo que el resto. Nos dijo muy seriamente que una cosa fundamental para el emprendedor es no olvidar que el proyecto más importante que tienes entre manos es tu vida y tú mismo.

Qué razón tiene este Berto, un sabio…

28082010757

En la foto: Chus Hoyos y Teresa Rodríguez Hoyos


En todos los sitios cuecen habas, o mal de muchos…

agosto 13, 2010

La cuestión de cómo mejorar la capacidad emprendedora en un país contiene multitud de facetas que, especialmente para países como España con una base emprendedora muy pobre, deberían ser analizadas con mucho ojo y dedicación en los gabinetes ministeriales. Los resultados de estos estudios permitirían desarrollar políticas económicas y leyes que fomenten el emprendimiento, al menos que no lo obstaculicen.

(Nota: la RAE no acepta ni emprendeduría, ni emprendizaje, pero emprendimiento, para mi sorpresa porque no lo estaba, aparece ya en el avance de la 23ª edición).

Aunque hay infinidad de estudios y libros enteros sobre el tema, y en ellos se observa que algunos países lo están haciendo mejor que otros, sorprende ver que, precisamente en aquellos donde pensamos que están mejor, todavía hay serios problemas que resolver en esta cuestión. O sea que los que estamos aún más atrasados en la materia ya podemos ir apretando y tomando buena nota.

En este vídeo en el blog de Robert Scoble vemos una problemática para el emprendimiento en Estados Unidos, relacionado con los permisos de residencia a emprendedores (¡¡para colmo formados en EE.UU.!!)al tiempo que se muestra la ventaja en este país de limitar la responsabilidad a los emprendedores, al contrario que en Holanda. Scoble comenta en su post que por ello apoya la interesante iniciativa Startup Visa…¿me pregunto si tendría sentido hacer algo así en España?

Por otro lado, y para poner mi granito de arena, me gustaría pasar este enlace muy útil para un emprendedor online:

http://www.publicidadweb.es/los-top-10-eventos-offline-para-emprendedores-online/


Bailando con socios

agosto 6, 2010

He preparado una especie de plantilla en Google Docs con las cláusulas más importantes para un pacto de socios.

Contiene una explicación más o menos clara de lo que significa cada cláusula que he copiado o incoporado a partir de estas dos entradas en sendos blogs de Carlos Blanco y Loogic, más alguna referencia que he encontrado por ahí, ya sabéis Wikipedia, etc.

Es público y editable para el que quiera actualizar cambiar, corregir, ampliar, en fin, un documento abierto que dicen. Espero que sirva de algo.


Quiero tener una cadena de TV…en Internet

julio 25, 2010

El negocio del videocasting o podcast de vídeos creo que en España está por desarrollarse. Está claro que es una cuestión de audiencias y nichos, pero pienso que en poco tiempo podría haber ya algún canal que compitiera con canales de la TV de toda la vida.

La diferencia con los videoblogs es que estos programas están más cuidados, tienen cierta producción, un guión, locutores y, lo que los define como programas, tienen una hora y día de emisión fija, es decir que se pueden ver en directo vía streaming, o en diferido para ser descargados en video on demand.

Mucha gente piensa que para tener audiencia los vídeos en Internet deben ser cortos, pero nadie sabe cuánto y tal vez esto sea válido para Youtube. Sin embargo, yo creo que sobre todo depende de la temática, de los locutores y de la calidad del vídeo. Todos estos ejemplos que pongo aquí de cadenas de videocasting tienen programas que en muchos casos supera la hora de duración, y aunque hay más, éstas son las cadenas que más me gustan:

This Week in Tech (o también conocido como TWiT.tv) con el legendario Leo Laporte, en general son programas relacionados con la tecnología, pero también hay de ciencia o comida: http://twit.tv

Revision3 contiene verdaderos clásicos del videocasting en EE.UU, ya que, curiosamente, proviene de la televisión por cable y algunos de sus presentadores son casi estrellas. La temática va de tecnología, cine, videojuegos, entrevistas, humor, etc: http://revision3.com

El emprendedor Jason Calacanis, entre otros, está detrás de este canal con programas semanales de temas relacionados con tecnología, emprendedores, música, incluso ¡Poker!: http://thisweekin.com/

En España hay algún videocast que se emite con regularidad sobre temas diversos, no hay más que ir al iTunes y echar un vistazo, pero que yo sepa no hay una cadena de videocasting como estas que he puesto de ejemplo de Estados Unidos.

Supongo que aún es pronto para encontrar cierta masa crítica, pero creo que es un negocio que no necesita mucha inversión y puede resultar interesante en los próximos años con la aparición de nuevos medios de consumir la Web como el iPad, las Televisiones conectadas a Internet, o los móviles inteligentes y, sobre todo, las nuevas generaciones de consumidores de contenidos que cada vez ven menos la tele…tal y como la conocíamos.

Si hay alguien interesado en montar una, que me avise🙂